Support for LAist comes from
We Explain L.A.
Stay Connected
Education
Cuidadores Infantiles De California: 'No Somos Babysitters. Somos Educadores'
Reciben las lágrimas y el trauma con una sonrisa. Responden a las interminables preguntas de los niños y reaccionan a los gritos de "¡Mírame!" con amor y paciencia. Son indispensables, ahora más que nunca.
A collection of images of child care providers and teachers in a collage. In the main photo a woman holds the face of a young child.
LAist relies on your reader support, not paywalls.
Freely accessible local news is vital. Please power our reporters and help keep us independent with a donation today during our fall member drive.

Se estima que, en California, hay 2.9 millones de niños menores de 5 años, y una cuarta parte de ellos vive en el condado de Los Ángeles.

Las familias dependen de una amplia red de cuidadores, en su mayoría mujeres de color, para ayudar a criar a sus hijos.

In this image, an adult plays with a child while sitting at a table in a classroom.
Jackie Jackson ha cuidado niños en su casa de South Central Los Angeles durante más de 20 años.
(Jackie Jackson para LAist)

Los cuidadores infantiles son educadores que enseñan a los niños a hablar, caminar, leer y procesar grandes emociones. Ayudan a los niños a dejar los pañales e identifican retrasos en el desarrollo. Ayudan a los padres a entender y elegir entre cientos de programas de cuidado infantil subsidiados. Dan medicamentos. Están ahí en momentos de lágrimas y traumas. Cultivan la curiosidad de los más pequeños y responden a los incesantes gritos de "¡Mírame!" con una sonrisa.

Support for LAist comes from
ACERCA DE CUIDADO INFANTIL, SIN FILTROS

Durante la pandemia, han arriesgado su salud y han asumido costos financieros adicionales para mantener a las familias seguras y permitir que los padres trabajen.

Tradujeron una enfermedad terrible que muchos adultos no podían comprender en "un bichito muy malo" para ayudar a los niños a comprender por qué ya no podían compartir juguetes y por qué tenían que usar mascarilla.

“Lo estamos haciendo todo, nos hemos graduado en la universidad de los imprevistos”, dice Jackie Jackson, cuidadora infantil de South Central Los Angeles. Para que conste, también tiene una licenciatura y más de 20 años de experiencia.

Support for LAist comes from

El UC Berkeley Center for the Study of Child Care Employment identificó a 116,800 personas en la fuerza laboral estatal que se dedican al cuidado infantil, pero esta cifra no incluye a todas las personas importantes en la vida de un niño pequeño.

“Lo que no saben es que estamos aquí”, dice Yvonne Cottage, cuidadora infantil de Lancaster. “Muchas veces simplemente nos consideran como la 'babysitter’. Nos ponen la famosa etiqueta de babysitter”.

Cada vez más, algunos expertos rechazan la distinción entre el cuidado infantil y la educación de la primera infancia.

La ciencia nos dice que los primeros cinco años de vida son una época de rápido desarrollo cerebral, tanto para si los niños crecen y aprenden en un preescolar privado, en centros financiados con fondos públicos, en el salón de los vecinos, en la casa de la abuela o en un daycare en casa o en una institución.

“El aprendizaje ocurre durante la exploración”, nos cuenta Sarai Coba-Rodríguez, profesora de desarrollo humano de la Universidad de Illinois de Chicago. "Si tienes un adulto de confianza, que crees que es capaz de protegerte, guiarte y amarte, ahí es donde ocurre una mayor exploración".

Support for LAist comes from
In this image, an empty outdoor play area is shown.
Una tarde tranquila en La Habra Montessori Preschool en el condado de Orange.
(Manoja Weerakoon para LAist)
In this image, an empty classroom is shown.
La calma del final del día en el centro de cuidado infantil en casa de Jeanne en Gardena.
(Jeanne Yu para LAist)

Manoja Weerakoon es la directora de un preescolar Montessori en La Habra, pero pasa más tiempo en la oficina que en salón.

“A veces ayudo en el salón de los bebés, cambio pañales”, dice Manoja. "Le digo a la maestra: 'Tómate un descanso, ya cambio yo los pañales'".

Su esposo es el administrador de la escuela y, aunque también tiene la credencial para enseñar, Manoja trata de mantenerlo fuera del salón; los niños lo adoran, dice, por lo que es una gran distracción.

Support for LAist comes from
In this image, three children are pictured hugging each other and smiling in front of an adult.
El esposo de Manoja, Adam, se encarga de las finanzas, el transporte y la cocina de su escuela preescolar. Ella dice, "solo algunos padres saben quién cocina, pero a los niños les encanta su comida".
(Manoja Weerakoon para LAist)

La Habra Montessori es un centro dirigido a familias que pueden pagar por el cuidado infantil de su bolsillo, pero también para familias de bajos ingresos que califican para subsidios del estado. Eso sí, muchas familias pasan semanas e incluso años en la listas de espera.

Un estudio de Advancement Project, una organización sin fines de lucro, reveló que el 51% de los bebés y niños pequeños de Los Ángeles calificaban para el programa estatal de cuidado infantil subsidiado, pero solo el 6% realmente hacía uso de esos programas.

Manoja dice que en lugar de rechazar a las familias cuando no califican para el subsidio, o están atrapadas en listas de espera, optó por rebajar la matrícula o eliminarla por completo.

“Hay situaciones como esa en las que creo que, a nivel comunitario, uno tiene el poder de ayudar a la gente”, dice Manoja.

In this image, there is a child wearing headphones, a Chromebook, a water bottle, and a face mask.
Durante la pandemia, Susana cambió por completo el horario de su guardería familiar para adaptarse a las necesidades de los niños de aprendizaje a distancia.
(Susana Alonzo para LAist)

Cuando Brenda Cruz comenzó en el Providence Saint John’s Child and Family Development Center, observó que los otros maestros tomaban una, dos y hasta tres tazas de café cada mañana.

"Me dije a mí misma: 'Está bien, soy joven, tengo energía para dedicarme a los niños', dice Brenda. "Una vez que empiezas a trabajar con ellos, te das cuenta de que: 'No, en realidad necesito TODA mi energía para trabajar con ellos'".

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 1 - BRENDA
Uno de los alumnos del centro preescolar de Brenda, inspirado por su fotografía, sacó su propia cámara del "área de imaginación" del aula.
(Brenda Cruz para LAist)
CHILDCARE UNFILTERED -THEME 2 - JACKIE - BRENDA
¡Juego espontáneo de montón de hojas!
(Brenda Cruz para LAist)

Cuando habla de sus alumnos, Brenda enriquece sus historias con la jerga del desarrollo infantil. Los ejercicios de escalada y salto son ‘habilidades motoras gruesas’, es decir, movimiento de los músculos grandes.

Caminar en línea recta para recoger la merienda es una oportunidad para enseñar a los niños cómo manejar las transiciones.

“Me gusta verlos crecer”, dice Brenda. "Me gusta verlos progresar, aumentar y mejorar sus habilidades, que algún día los ayudarán a convertirse en seres humanos de éxito y con una vida plena".

In this photo, nine colorful children's toothbrushes are standing upright in a toothbrush holder near a window.
Los tutoriales sobre el cepillado de los dientes también son parte del día típico de un proveedor de cuidado infantil, aunque se detuvo temporalmente durante la pandemia.
(Yvonne Cottage para LAist)

Más de una cuarta parte de las plazas de cuidado infantil de California se encuentran en hogares privados. El estado autoriza a estos proveedores de cuidado infantil a cuidar hasta 14 niños.

"Aquí es de donde viene la magia", dice Jackie Jackson, que considera su establecimiento un “centro familiar”, poniendo el énfasis en la palabra "familia".

Susana Alonzo, cuidadora infantil de Montebello, dice que se rige por este dicho: “Uno de mis lemas ha sido no sustituir a mamá”, es decir, considera que no puede reemplazar a una madre.

Pero lo que puede hacer, dice, es ganarse el respeto de las familias, la confianza de que sus hijos se sentirán bien cuidados, protegidos y amados en su casa.

Los cuidadores infantiles de hogares particulares con los que hablamos a menudo hablaban sobre la atención individualizada que pueden brindar a cada niño, incluidos los que tienen discapacidades.

Susana ha cuidado a niños con epilepsia, trastorno por déficit de atención, autismo y problemas cardíacos. Dice que todos estos niños se han cruzado en su camino por una razón.

Susana afirma que no les puede decir “no” a estos niños y que no lo quiere hacer.

In this image, four children lay on the floor with blankets, pillows, and a dog.
Dado que algunos niños se quedan hasta la medianoche y otros pasan la noche, es raro que no haya niños en la casa de Yvonne en Lancaster.
(Yvonne Cottage para LAist)
In this image, two children hug each other in the classroom, while another child sits at a table.
Jeanne dice: "Si llegan llorando, uno piensa, 'Bueno, aquí se va la mañana'".
(Jeanne Yu para LAist)
In this image, two children take naps on blue cots.
Existe una regla fundamental en todos los centros de cuidado infantil: no despertar a los niños que duermen la siesta.
(Susana Alonzo para LAist)

Jackie dice que a lo largo de los años ha trabajado con niños con trastornos sensoriales, autismo y retrasos en el desarrollo.

"Siento que cada niño que toca a la puerta de mi casa…hay algo que la divinidad quiere que alcance y saque de ese bebé", señala Jackie. "Así que mi trabajo es salir y descubrir esa cosa".

In this image, a teacher uses phones to play with a child in the classroom.
"Quería que la gente entendiera que somos más que babysitters", dice Jackie. "Aquí es donde entra la terapia".
(Jackie Jackson para LAist)

Una niña que hasta hace poco estaba al cuidado de Jackie no podía hablar. Jackie trabajó con la niña a diario, hacían ver que hablaban por teléfono y jugaban con marionetas, hasta que las palabras empezaron a fluir.

“Es así como nos damos cuenta de que tenemos la capacidad de generar transformaciones”, dice Jackie. "Sabemos que tenemos tiempo para promover el cambio".

In this image, a teacher points to a white board with letters and numbers on it.
Una de las varias fotos que tomó Jackie en la que se muestran los amplios y variados roles de los proveedores de cuidado infantil.
(Jackie Jackson para LAist)

El verano pasado, alrededor de 40,000 cuidadores infantiles de California formaron un sindicato después de haber estado en conversaciones durante casi dos décadas.

Los proveedores en al menos otros 11 estados tienen derechos de negociación colectiva, y otros sindicatos de cuidado infantil han logrado salarios más altos, desarrollo profesional y seguro médico para sus miembros.

California’s Child Care Providers United negoció una ayuda de emergencia para sus miembros durante la pandemia. Jackie forma parte del comité que negocia el contrato que determinará las condiciones laborales de los cuidadores infantiles que atienden a familias de bajos ingresos que califican para los subsidios estatales.

“Los cuidadores no comprenden y no se dan cuenta de que tienen una voz”, dice Jackie.

This is an image of Luz Hernandez wearing a shirt with her name spelled out in multiple colors, and a purple mask.
La hija de Luz les dice a sus hijas que sus abuelas (ambas representadas en la fotografía) siempre están de guardia.
(Luz Hernandez para LAist)

Luz Hernández se apoyó en su madre en México, quien ayudó a cuidar de sus hijas mientras ella trabajaba de maestra.

Hoy es abuela en Koreatown, y cuida a dos de sus nietos mientras su hija Grisel trabaja empacando alimentos.

Luz dice que cantan, bailan y se ríen juntos, actividades para las que no solía tener tiempo con sus hijas cuando eran niñas.

This is an image of two young girls playing on a colorful floor mat in a living room full of children's toys.
Luz dice que a menudo se piensa que sus nietas Valeria y Mariana son gemelas.
(Luz Hernandez para LAist)
This is an image of a young girl talking on a pink telephone.
La plena vida activa de Valeria, de 4 años. Luz dice que estaba "llamando" a su tía.
(Luz Hernandez para LAist)

A nivel nacional, el 60% de las familias con niños menores de 5 años dependen de algún tipo de cuidado más allá de los papás. De los que sí lo necesitan, el 41% recurre a familiares, según el National Center for Education Statistics.

Pero no todo el mundo tiene familia cerca. Luz también cuida a los niños de algunas otras familias en su vecindario, algo que comenzó a hacer después de darse cuenta de que había muchas mamás que querían trabajar, pero que tenían dificultades para encontrar a alguien en quien confiar.

In this image, a woman and child pose next to a Christmas tree.
Los propios hijos de Jane crecieron criando animales para 4-H. Ahora ella comparte su amor por los caballos con su nieto.
(Jane Canseco para LAist)

Los abuelos son otro par de ojos y oídos que se maravillan ante los hitos del desarrollo.

Recientemente, al esposo de Jane Canseco le preocupaba que su nieto de 2 años, Adrian, no hablara más. Sin embargo, mientras Jane lo cuidaba un día, Adrian la sorprendió.

“Lo escuché decir algo el otro día, y era una frase compleja compuesta de 11 palabras, y todavía no tiene tres años”, dice Jane.

In this image, a child sprays hose water into the air while outside.
Los caballos no son la única atracción en el establo.
(Jane Canseco para LAist)

Tres días a la semana, Adrian asiste a una guardería en un hogar al otro lado de la calle de la casa de Jane, en Orange. Luego pasa las tardes en su casa hasta que sus padres salen del trabajo.

Cuando está de mal humor se calma con un bocadillo y un vaso de leche, uno de sus favoritos.

"No tenemos ninguna rutina", dice Jane. "Nunca he podido mantener una rutina". Sus salidas regulares con su nieto incluyen el parque y los establos de caballos cercanos.

In this image, a child and an adult roll around on the grass.
Adrian estaba demasiado nervioso para rodarse por la colina solo, pero con la ayuda de la abuela, "pensó que era muy divertido", dice Jane. "Yo sentí comezón".
(Jane Canseco para LAist)

“Para mí, así es como deberían crecer los niños. Simplemente en la naturaleza y rodeados de animales”, dice Jane. "Y socializando con alguien".

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 1 - Maria
"¡Oh! ¡Subió al techo!", grita Charlie, mientras la pelota de pingpong rebota en el cemento delante de su abuela.
(Maria Gutierrez para LAist)
CHILDCARE UNFILTERED -THEME 1 - Maria
“Trato de hacer que su vida sea siempre feliz”, dice Maria de su nieto. "Esa es mi misión principal".
(Maria Gutierrez para LAist)

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 1 - Melissa-18.jpg
Entre trabajos de niñera durante la pandemia, Melissa ayudó a su sobrino con el jardín de infancia a través de Zoom.
(Melissa Rivera para LAist)

En más de una ocasión, cuando Melissa Rivera dice que es nanny, la gente le responde: "Oh, ¿todavía estás trabajando de babysitter?" A lo que ella aclara: "No, no estoy trabajando de babysitter, soy niñera".

Hay una diferencia.

“Siempre les digo a los padres, incluso antes de empezar a enseñar: 'No me consideren una extensión de ustedes. Considérenme una extensión de la maestra ", explica Melissa.

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 1 - Sofi
Sofi, niñera del Valle de San Fernando, también ayudó con la escuela virtual de Leo, de 6 años.
(Sofi Villalpado para LAist)

Actualmente está estudiando una licenciatura en Educación y ha tomado clases de Nutrición, Disciplina, Desarrollo Infantil y Cuidado del Recién Nacido, donde ha aprendido los pormenores de todas las etapas, desde erupciones cutáneas hasta colchones orgánicos.

"Estoy presente para el crecimiento y el desarrollo, en los momentos buenos y en los malos", dice Melissa.

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 1 - Melissa-16.jpg
Melissa comenzó a trabajar como niñera en el 2008 y atribuye su amor por los niños a su madre, quien tenía un negocio de cuidado infantil en su casa de Colorado.
(Melissa Rivera para LAist)

Comenzó a trabajar para una familia del condado de Ventura con tres niños de 2, 4 y 5 años en octubre. Principalmente, su atención se centra en los niños, que la llaman Mimi, pero ocasionalmente se ocupa de otras tareas domésticas como lavar platos, recoger juguetes y lavar la ropa de la familia.

"¿Te imaginas doblando la ropa interior de tu jefe?", bromea Melissa. Ahora ese tipo de tareas no se le hacen nada extrañas.

"Me motivan los resultados", asegura Melissa. "Así que realmente no me importa hacerlo".

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 1 - Melissa-4.jpg
Melissa está estudiando para una licenciatura en educación. "Estoy haciendo la transición del trabajo de niñera a simplemente enseñar a los niños en casa", dice. "Es una especie de ventana nueva que se abre para mí".
(Melissa Rivera para LAist)
CHILDCARE UNFILTERED -THEME 1 - Sofi
Cuando se trata de videojuegos de Star Wars, Sofi es la Padawan y Leo es el Jedi.
(Sofi Villalpado para LAist)
CHILDCARE UNFILTERED -THEME 1 - Melissa-6.jpg
Compañeros de clase durante la pandemia.
(Melissa Rivera para LAist)
CHILDCARE UNFILTERED -THEME 1 - Melissa-20.jpg
“Para ser eficaz, solo se tiene que expandir el corazón y dejar que estas familias y niños entren a tu vida”, dice Melissa.
(Melissa Rivera para LAist)