Support for LAist comes from
True LA stories, powered by you
Stay Connected
Education
'Nosotros También Somos Humanos': Cómo Se Cuidan a Sí Mismos Los Proveedores De Cuidado Infantil De Niños Pequeños De SoCal
Se estima que el 30% de los trabajadores de cuidado infantil dejan el trabajo cada año. Sin embargo, a pesar de los desafíos inherentes al trabajo, la recompensa también está incorporada en el trabajo.
Childcare Unfiltered Essay Leads 5.png
LAist relies on reader support, not paywalls.
Freely accessible local news is vital. Please power our reporters and help keep us independent with a donation today.

Se estima que el 30% de los trabajadores de cuidado infantil dejan el trabajo cada año. Sin embargo, a pesar de los desafíos inherentes al trabajo, la recompensa también está incorporada en el trabajo.

En los días en que Jackie Jackson tiene poco personal en la guardería de su hogar en South Central Los Angeles, ir al baño requiere una cierta creatividad.

Pone música (algunos días es zydeco, otros es salsa) y hace que los niños se muevan al ritmo de la música.

ACERCA DE CUIDADO INFANTIL, SIN FILTROS
Support for LAist comes from

Cuando la música se detiene, los niños saben que deben congelarse y Jackie entra corriendo al baño.

Dice, "Hago pipí, vuelvo a salir, todos los niños están “congelados”, y yo les digo, '¡Bien hecho!'".

In this image, seven children sit on the floor near the classroom restroom.
"El juego de congelación".
(Jackie Jackson para LAist)

Jackie vuelve a poner la música y luego un silencioso "¡congélense!", para poder volver al baño para lavarse las manos.

“Uno tiene que hacer lo que puede, cuando puede”, dice Jackie.

Support for LAist comes from

El cuidado de los niños requiere energía física, mental, emocional e incluso espiritual, nos dijeron los proveedores.

In this image, a woman covers her face with one of her hands while indoors.
Yvonne se levanta a las 6 a.m. para poder hacer ejercicio, orar y tomar una taza de café antes de que lleguen los niños alrededor de las 7:30.
(Yvonne Cottage para LAist)

En un sistema que a menudo está sobrecargado y con fondos insuficientes, las proveedoras se despiertan antes del amanecer para dar la bienvenida a las familias en sus hogares, arropan a los niños en la cama para cuidarlos durante la noche, llenan el papeleo durante la siesta, escriben los planes de estudios, alivian las crisis y asesoran a los padres, y muchas de ellas hacen todo esto mientras cuidan de sus propias familias.

La rotación de empleados ha sido durante mucho tiempo un problema en el campo del cuidado y la educación de la primera infancia. Se estima que el 30% de los trabajadores de cuidado infantil dejan sus trabajos cada año.

Support for LAist comes from

Los estudios existentes identifican factores que desgastan a los educadores de la primera infancia con el paso del tiempo, como salarios bajos, aislamiento y falta de reconocimiento profesional.

“Tenemos una fuerza laboral de proveedores de cuidado infantil mejor de lo que nos merecemos”, dice el profesor de psiquiatría y psicología infantil de Yale, Walter Gilliam. "Simplemente no sé cuánto tiempo podemos mantener eso, a menos que los tratemos mejor".

Es más, la pandemia podría empeorar las cosas.

El Center for the Study of Child Care Employment at UC Berkeley reveló que, a partir del otoño pasado, la fuerza laboral de cuidado y educación infantil se estaba reduciendo, solo un 83% tan grande como en febrero del 2020.

Tenemos una fuerza laboral de proveedores de cuidado infantil mejor de lo que nos merecemos
— Walter Gilliam, profesor de psiquiatría y psicología infantil de Yale
Support for LAist comes from

Incluso si los proveedores no abandonan la profesión, las investigaciones muestran que el estrés y el agotamiento emocional pueden resultar en una atención de menor calidad para los niños.

"Es muy importante recordar las emociones y el bienestar de los educadores, niñeras, padres", dice Nastassia Hajal, psicóloga clínica infantil y profesora clínica asistente en UCLA. "Serán...el mejor tipo de fuente de apoyo para la regulación emocional para un niño pequeño si ellos mismos se sienten emocionalmente cómodos y confiados".

Cuando LAist convocó por primera vez a la docena de proveedores de cuidado infantil que participaron en este proyecto, les pedimos que capturaran sus vidas fuera de sus roles como cuidadores.

Nos demostraron que cuidar de sí mismos es esencial para la crianza de los niños.

"Nosotros también somos humanos", dice la proveedora de cuidado infantil familiar de Lancaster, Yvonne Cottage. “Experimentamos agotamiento, pasamos por estrés, sentimos todo eso, ¿verdad? Pero todas las mañanas, todavía nos despertamos, tomamos nuestro café, entramos y sonreímos, y estamos listas para los niños".

This is an image of many small white receipts from Starbucks pasted on a wall.
Recibos de las citas semanales de Starbucks de Yvonne con su hija adolescente. Su bebida preferida en este momento es un chai latte con 9 chorros de jarabe. "Vivimos del café y de Jesús", dice.
(Yvonne Cottage para LAist
/
Yvonne Cottage for LAist)

Yvonne tiene dos diarios, uno para la enseñanza y otro de cuero violeta con páginas doradas donde escribe cartas para ella y Dios.

Los días más frustrantes son cuando cada herramienta en su caja de herramientas para maestros no ayuda a un niño y cuando alguien toca el timbre durante la siesta, a pesar del letrero afuera.

"Pero es como les digo a los niños, '¿Qué haces con eso [la emoción]?' Está bien enojarse, pero ¿qué haces con eso?", dice Yvonne. “Está bien sentirse decepcionado. Pero ¿qué haces con esa emoción? ¿Y cuánto tiempo te quedas con eso?”.

Yvonne se da a sí misma unos tiempos de descanso. Escribe, lee la Biblia, se levanta temprano para hacer ejercicio y, los sábados que no trabaja, va a la playa.

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 2 - Maria
La playa también es un lugar de respiro para la maestra preescolar Maria Gutiérrez y su esposo.
(Maria Gutiérrez para LAist)

La máscara de oxígeno del avión es una metáfora que se menciona mucho cuando se habla de autocuidado. Básicamente, uno tiene que ocuparse de sus propias necesidades antes de poder ayudar a los demás.

El psicólogo infantil de UCLA, Hajal, dice que la frase a veces puede llevar a la idea errónea de que los adultos nunca pueden estar estresados cuando están con los niños.

“Podría ser una experiencia de aprendizaje realmente importante para un niño ver a su cuidador estresado y reconocerlo, y luego hacer algo para mejorarlo. Eso es parte de cómo aprenden los niños”, dice Hajal.

La maestra de Mid-City Early Head Start, Ruth Flores, está en su automóvil a las 5:30 cada mañana para llevar a su mamá al trabajo en una fábrica en Crenshaw. Algunos días también la lleva a citas médicas relacionadas con la diabetes.

“A veces me siento como 'Okey, ¿dónde está mi tiempo?'”, dice Flores. "No tengo tiempo para mí misma".

¿Su solución? Leer pasajes de la Biblia cuando no puede dormir o despertarse a las 4 a.m. para recuperar unos minutos adicionales antes de que comience el día.

Ruth encuentra consuelo en las palabras de Apocalipsis 21:4, que habla sobre el alivio del dolor, y el fin del llanto y la muerte, después del regreso de Cristo a la tierra.

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 5 - Ruth
La biblia de Ruth.
(Ruth Flores para LAist)
CHILDCARE UNFILTERED -THEME 4 - Ruth
Ruth coordinó una noche musical virtual para su sobrina y una familia de su iglesia en diciembre. "Siempre que estoy con niños me siento libre", dice Ruth. “Ellos realmente no juzgan y uno puede ser juguetón. Uno puede ser quien quiera".
(Ruth Flores para LAist)
CHILDCARE UNFILTERED -THEME 5 - Melissa
Niñera Melissa Rivera y su sobrino.
(Melissa Rivera para LAist)

Melissa Rivera, niñera de Oxnard, también comienza sus días con una lectura de la Biblia.

Luego, a las 7:30, está en la casa de la familia de su cliente, donde los niños la llaman Mimi, y luego "todos manos a la obra", revisando los dientes cepillados, preparando el desayuno, llenando tablas de tareas y coordinando el aprendizaje virtual.

Su empleo con una familia suele durar varios años. Los bebés se convierten en niños pequeños, los preescolares se convierten en preadolescentes. Un padre le dijo una vez que los días pasan lentamente, pero los años pasan rápido.

Desearía poder congelar los momentos más dulces.

Como en un día reciente, cuando la niña de 2 años con la que trabaja apretó sus manos a los lados de la cara de Melissa y le preguntó: “'Mimi, ¿podrías sentarte conmigo?' Y yo solo le dije: “Me sentaré contigo por el resto de mi vida”.

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 2 - Melissa
Uno de los niños que conoce a Melissa como "Mimi".
(Melissa Rivera para LAist)

La transitoriedad del trabajo también es algo que Melissa dice que reflexiona en los días desafiantes.

Al final del día, puede irse a casa con su esposo, sus dos gatos, Netflix y su propia cama.

"No tengo miedo, preocupación o ansiedad", dice Melissa. "No me falta el sueño".

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 5 - Melissa
Una vista de la madrugada con la taza de café favorita de Melissa, un regalo de su papá.
(Melissa Rivera para LAist)

A fines de octubre, la maestra preescolar de West Los Angeles, Maria Gutiérrez, dejó a su esposo en el Kaiser Permanente West Los Angeles Medical Center para una cirugía gastrointestinal. Las pautas de seguridad del coronavirus significaban que tenía que esperar en casa a que le dieran el alta del hospital a su esposo.

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 2 - Maria
Las pautas de seguridad del coronavirus la obligaron a tener que esperar en casa a que le dieran de alta del hospital.
(Maria Gutiérrez para LAist)

Maria enfatiza que, además de cuidar a otras familias, los proveedores como ella también cuidan a sus propios seres queridos. “Tenemos mucha responsabilidad sobre nuestras espaldas, sobre nuestros hombros”, dice Maria.

Algunas semanas más tarde, su esposo se sintió lo suficientemente bien como para comer tacos al atardecer frente al mar en Hermosa Beach.

“Entonces, para mí, hacer que él se sintiera bien era mi prioridad”, dice Maria.

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 5 - Maria
"Siempre trato de ahorrar algo de mi energía, de esa manera puedo hacer el mayor bien por los demás", dice Maria.
(Maria Gutiérrez para LAist)

Cuando Maria tiene un descanso entre la enseñanza virtual y el cuidado de su nieto, entra a su jardín para saludar a Kiko, su pájaro mascota desde hace más de 10 años. La cacatúa responde con un sonido.

Con un poco más de tiempo, podría llenar la tina con agua caliente y sales de baño y sumergirse un poco.

Una semana estresante, Maria notó "¡Mi cabello se tornó blanco!" Pero con los salones cerrados durante la pandemia, ella misma comenzó a teñirse el cabello.

La directora preescolar de la escuela La Habra, Manoja Weerakoon, logró reservar una cita en el salón durante un periodo muy corto cuando estuvo abierto.

In this image, an adult is shown wearing a mask, with foils in their hair, at a hair salon.
Una cita poco común en un salón de belleza durante la pandemia.
(Manoja Weerakoon para LAist)

"No es que sea vanidosa o algo así", dice Manoja. “Uno tiene que verse bien para los niños. Tienes que sentir que te admiran".

In this image, an adult is shown walking a dog across a rocky desert landscape.
"Este fue el Día de Acción de Gracias del 2020", dice Manoja. "Le dije a mi esposo, tenemos que alejarnos de todo esto e irnos a estar con la naturaleza".
(Manoja Weerakoon para LAist)

La proveedora de cuidado infantil familiar de Gardena, Jeanne Yu, encuentra paz en una habitación bien organizada. Una estantería bien arreglada es un logro, incluso si sus amigos no pueden notar la diferencia.

"El único inconveniente es que encontraré otras cosas para limpiar", dice.

Antes de la pandemia, hacía ejercicio o asistía a una clase de yoga para relajarse. Ahora su dormitorio es su “lugar seguro”, el único espacio de la casa que no está dedicado al cuidado de niños. Allí, se acuesta debajo de una manta gruesa y ve programas de televisión.

"Siempre estoy moviéndome", dice Jeanne. "Así que he aprendido mucho a descansar".

Su actividad favorita es ver dramas coreanos y compró Netflix por primera vez durante la pandemia.

In this image, a television screen is shown.
"Me sorprende que no llevo un vaso de cerveza o un vino", dice Jeanne. "Probablemente lo tenía".
(Jeanne Yu para LAist)

“Mientras hago el papeleo, veo la televisión porque siento que estoy siendo eficiente y no estoy, 'perdiendo el tiempo'”, dice Jeanne. "Pero cuando me siento en la cama con una manta y solo veo la televisión, significa que realmente he terminado el día".

Incluso con todos los desafíos inherentes al trabajo, dicen los proveedores, la recompensa también está incorporada en el trabajo.

Las relaciones con los niños, sus familias y la comunidad levantan el ánimo de estas cuidadoras y reabastecen su motivación para trabajar con los niños en el futuro.

La maestra preescolar de Santa Mónica, Brenda Cruz, lo resume.

"Mientras ves a los niños crecer y aprender", dice, "uno también aprende".

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 5 - Sofi
Niñera Sofi y Leo.
(Sofi Villalpado para LAist)