Support for LAist comes from
We Explain L.A.
Stay Connected
Education
Los Educadores De La Primera Infancia Son Una Fuente Fundamental De Estabilidad En La Vida De Los Niños
Los proveedores de cuidado infantil de California son testigos de fuertes emociones todos los días y siempre han tenido un papel fundamental en ayudar a los niños a aprender a comprender sus emociones.
Childcare Unfiltered Essay Leads 4.png
LAist relies on your reader support, not paywalls.
Freely accessible local news is vital. Please power our reporters and help keep us independent with a donation today.

Prácticamente todos los niños han experimentado algún tipo de trastorno durante la pandemia.

"A veces, cuando pensamos en un trauma, pensamos en un accidente automovilístico, un incendio, un abuso o algo muy extremo, pero la realidad es que las transiciones pueden tener un gran impacto en el bienestar de los niños, en especial para los niños pequeños", dice la psicóloga de la clínica infantil de UCLA, Nastassia Hajal.

Para los niños pequeños, todos esos cambios se acumulan durante una edad caracterizada por las fuertes emociones, desde los colapsos emocionales boca abajo en el piso hasta la alegría desenfrenada.

This is an image of a young girl rocking back and forth on a blue plastic rocking horse.
Valeria celebra quitarle el caballito a su hermana pequeña. El altar de la familia en honor a los parientes fallecidos por el Día de Todos los Santos se encuentra en el fondo.
(Luz Hernandez para LAist)
Support for LAist comes from
ACERCA DE CUIDADO INFANTIL, SIN FILTROS

“Cuando un niño tiene un sentimiento, prácticamente lo consume por completo”, dice la psicóloga del Children's Hospital of Los Angeles, Marian Williams. "Es físico...cambia su temperatura, cambia la velocidad del latido de su corazón".

Recuerda ver a su hijo de 12 meses temblando de pies a cabeza la primera vez que vio el océano.

"Se apoderó de todo su cuerpo, y creo que eso es maravilloso, pero también puede ser abrumador si uno no sabe qué hacer con eso", dice Williams.

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 1 - JEANNE
Uno de los muchos estados de ánimo en un día en la guardería familiar de Jeanne en Gardena.
(Jeanne Yu para LAist)
Support for LAist comes from

Los proveedores de cuidado infantil son testigos de estos cambios monumentales en las emociones todos los días y siempre han tenido un papel fundamental en ayudar a los niños a aprender a comprender y manejar sus sentimientos. Estas interacciones fundamentales pueden moldear la forma en que los niños afrontan los desafíos a lo largo de sus vidas.

Durante la pandemia, los proveedores de cuidado infantil y los cuidadores también han proporcionado un sentido crítico de normalidad y rutina.

In this image, a child watches a punching bag swinging from the ceiling.
"Mi amiga, ella es superindependiente", dice Yvonne. "Se pone todo solita y no puedo decirle que se cambie los zapatos, si están en el pie equivocado".
(Yvonne Cottage para LAist)

La proveedora de cuidado infantil familiar de Lancaster, Yvonne Cottage, ha notado el peso de la pandemia en los niños bajo su cuidado. Se tiraban al suelo o lloraban pensando en sus padres que estaban en el trabajo.

“Simplemente les damos un ambiente en el que pueden abrirse”, dice Yvonne.

Support for LAist comes from

Una de las cosas que ella intenta hacer es buscar las causas fundamentales del comportamiento de un niño para poder orientar a su familia hacia los recursos, "con suerte, antes de que lleguen al sistema escolar y [sean] etiquetados como niños 'problemáticos'", dice.

Cada niño tiene un diario en el que puede dibujar, escribir sus sentimientos o arrancar las páginas. Otros días, podría invitarlos a darle algunos golpes a los sacos de boxeo que cuelgan por toda la casa.

“Todos tenemos pensamientos extraños. Todos tenemos malos pensamientos y a veces no podemos controlarlos. Pero lo que uno hace es lo que importa”, dice Yvonne. "Esas son cosas difíciles de enseñar a los niños pequeños, pero, créanlo o no, lo entienden".

A veces, los niños más pequeños no tienen palabras para describir sus sentimientos.

Jeanne Yu reserva un área específica de su casa donde los niños pueden llorar y gritar en su guardería de Gardena.

Support for LAist comes from

“Al mismo tiempo, les ayudo a tratar de encontrar la manera de calmarse”, dice Jeanne.

Charlie, el nieto de 6 años de Maria Gutiérrez, solía visitarlos los fines de semana, pero se convirtió en un miembro cotidiano de su casa una vez que la pandemia obligó el cierre de las escuelas.

“Mi hija vive en un apartamento pequeño”, dice Maria. “Así que es muy frustrante para su hijo, con toda esa energía que tiene. No puede quedarse quieto".

Lleva a Charlie a pasear por el vecindario donde puede saludar a sus árboles favoritos diciéndoles "¡Hola, amigos!", y rodar por el césped artificial.

“Necesitan que alguien los comprenda”, dice Maria. “Necesitan a alguien con quien sentirse seguros, con quien sentirse protegidos”.

"Si comparto mi amor con mis estudiantes, con niños que no son de mi familia, ¿por qué no compartir mi amor con Charlie?", dice Maria.

La proveedora de cuidado infantil familiar de South Central, Jackie Jackson, reserva cuatro de sus lugares para niños en el sistema de cuidado de acogida.

En el poco tiempo que puede tener con cada niño, intenta averiguar qué consuelo les falta en la vida. Ella dice que, debido al pequeño entorno familiar, a menudo puede brindar a cada niño más atención personalizada de la que recibirían en un entorno K-12 más grande. Con frecuencia, identifica las necesidades de un niño y ayuda a las familias a encontrar recursos para ellos antes de que dejen su cuidado.

In this image, a teacher uses a hand puppet while playing with a child in the classroom.
"Aquí es donde viene la magia", dice Jackie. "De aquí mismo."
(Jackie Jackson para LAist)

Una niña con retrasos en el habla se puso a masticar los libros del centro familiar. Jackie encontró una alternativa de dentición en forma de juguete Lego para la niña.

"Tenía una enorme cantidad de estrés interno incontrolable", dice Jackie.

Gradualmente, a través del uso de una marioneta, Jackie dice que pudo ayudar a la niña a comenzar a abrirse y, finalmente, comenzó a entrenarla para que usara sus palabras y así expresar necesidades básicas como pedir agua.

In this image, a child sits at a table in a classroom while facetiming another child on a smart phone.
"Mientras siente la necesidad, le dejo ir", dice Jackie. (Una nota: Hemos modificado la foto para proteger la privacidad del niño.)
(Jackie Jackson para LAist)

En el caso de otro niño, Jackie dice que su madre estaba en otro estado. Les había programado una videollamada en su teléfono y madre e hijo veían una película o almorzaban juntos.

Jackie mantuvo esta rutina para ayudarlo a mantener una conexión con su familia biológica.

In this image, a man holds a child with a woman standing behind him.
Una visita sorpresa de uno de los antiguos niños de la guardería de Jackie, ahora un adulto.
(Jackie Jackson para LAist)

Los proveedores de cuidado infantil de California también han creado un espacio para que los niños experimenten alegría durante momentos de incertidumbre. Bajo su cuidado, los niños han podido jugar, celebrar cumpleaños y disfrutar de días festivos.

Un día, Susana Alonzo, proveedora de cuidado infantil familiar de Montebello, olvidó que era el cumpleaños de una niña, pero rápidamente horneó unos brownies, les puso una vela encima y celebraron el cumpleaños en el jardín.

In this image, children watch as another child looks at their birthday cake.
Una simple celebración de cumpleaños en el patio.
(Susana Alonzo para LAist)

Ella dice que cosas como estas no son gran cosa, pero que les da a los niños un momento de paz y seguridad, para que tal vez "no sientan que lo han perdido todo".

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 1 - Sofi
La niñera Sofi y el niño Leo, de 6 años, no habían salido juntos de la casa durante la pandemia hasta que decidieron pedir una masa de tarta para recoger en un almacén Target cercano en noviembre.
(Sofi Villalpado para LAist)

In this image, a teacher and a group of children dance around the classroom.
Jackie siempre cambia la música de zydeco y rimas infantiles a jazz y salsa.
(Jackie Jackson para LAist)
In this image, a group of children dressed in costumes walk together outside with a teacher.
Halloween en la La Habra Montessori Preschool.
(Manoja Weerakoon para LAist)

Además de brindar estabilidad a los niños que cuidan, algunos proveedores de cuidado infantil y cuidadores han extendido su atención a la comunidad que los rodea.

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 5 - Sofi
El hermano de Sofi, Anthony, coloca paquetes de vitaminas en botellas de agua.
(Sofi Villalpado para LAist)

Ruth Flores, maestra de Early Head Start, entregó materiales de arte y coordinó búsquedas de tesoros virtuales para los miembros de su iglesia.

"A pesar de que no es mucho, me animó y me hizo feliz, saber que hice feliz a alguien", dice Ruth.

La niñera de San Fernando Valley, Sofi Villalpando, comenzó a preparar y distribuir comidas a los vecinos sin hogar en diciembre.

“Uno llega a conocer a estas personas, y uno piensa, ¿cómo dejo de hacerlo? No puedo. Así que seguimos haciéndolo”, dice Sofi. Ella anticipó servir nueve comidas en marzo.

Maria, maestra preescolar del Los Angeles Unified School District, recolecta libros donados para sus alumnos.

CHILDCARE UNFILTERED -THEME 4 - Maria
Esta caja vino de la abuela de uno de sus alumnos.
(María Gutierrez para LAist)

Y cuando los pañales empezaron a escasear, la proveedora de cuidado infantil familiar de South Central Los Angeles, Jackie, los abasteció y los distribuyó a sus familias.

"Somos las joyas del universo", dice Jackie. “Marcamos una diferencia para los niños y hacemos una diferencia en nuestras propias vidas dentro de nuestra propia comunidad”.

In this image, two adults sit in the classrom and look at papers.
Jackie revisa el papeleo con uno de los padres.
(Jackie Jackson para LAist)